Raúl, no me cuadra que no te cuadre qué es feminicidio.

Estimado Raúl,  Ya me estaba cuadrando que no te cuadre que William Kushner sea un feminicida, pero justo cuando estaba acabando de l...

Estimado Raúl, 


Ya me estaba cuadrando que no te cuadre que William Kushner sea un feminicida, pero justo cuando estaba acabando de leer tu artículo del pasado jueves 25 de agosto (http://goo.gl/evRFsd) me choqué con esta palabra que me cayó como un árbol en la cabeza: Inocente (que en buen castellano significa libre de culpa). ¿Y la persona muerta (Andrea)? Pero… ¿cómo puedes declararlo inocente, si líneas arriba de tu artículo tú mismo dices: quizás sí homicidio culposo? Ponte de acuerdo, Raúl. Para ser juez no se necesita ser experto en leyes ni conocer todas las definiciones de justicia, sino ser justo como Salomón. Y para ser justo hay que analizar el hecho en contexto.

Olvidemos por un momento que en este caso están involucrados William Kushner y Andrea Aramayo (que hace un año ya no está) y supongamos que son otras personas y veamos el caso técnicamente. Vamos:

Después que te enlistas entre los pocos “valientes” que no tienen miedo al linchamiento mediático, escribes: “Estoy convencido de que no mató a su expareja de manera premeditada. Es decir, no es un feminicida”. 

Déjame decirte, cumpa, que el feminicidio no se determina por una acción premeditada, sino por muuuuchas acciones incluso no premetidas. Desde que Diana Russell utilizó ese término por primera vez en 1976, han pasado muchos asesinatos por la sola condición de mujer o porque los varones que las asesinan sienten que son superiores o se creen sus propietarios.

Entonces, el feminicidio es la consecuencia de una violencia sistemática contra una mujer, que vive en un contexto patriarcal y machista. Recuerda, las circunstancias definen el tipo penal. Por ejemplo, si un hombre mata en un asalto a una mujer que nunca vio en su vida, no es feminicida. Pero si ese hombre era pareja de esa mujer, a quien insultaba, golpeaba físicamente, humillaba psicológicamente, sometía económicamente hasta que un día sin premeditación ni ganas de matarla, sino sólo maltratarla una vez más, la empuja contra la mesa y ella por desgracia muere, es feminicida. 

“Generalmente la víctima es la que intenta huir y el feminicida la persigue, no al revés”, dices. Justamente por ahí comienza el feminicidio, Raúl, por la dependencia psicológica. No escuchaste la frase popular, “mientras más le piso, más se apega como chicle”. O esta otra: “por qué no se fue, si la maltrataba, qué tonta”. Los seres humanos somos complejos y contradictorios, por ello mismo, algunos suelen hacer cumplir este juego de palabras: “te amo tanto, carajo… o eres mía o de nadie (muerte)”. Raúl, donde manda el amor, no manda la razón. Ya el gran Machado lo dijo: “La razón: jamás podremos entendernos, corazón. El Corazón: lo veremos”. 

Y hablando de amor, criticas algunas acciones de una persona enamorada como queriendo decir: ella buscó la muerte. ¿Nunca hiciste locuras por amor, Raúl? Yo sí. Una vez trepé la pared de tres metros de la casa de quien es hoy un hermoso recuerdo, sabiendo que ella ese día no quería ni verme ni en pintura, después sí. El amor nos hace más humanos y más bárbaros porque el amor y el odio son las dos orillas de un mismo puente. 

¿Puede un feminicida tener un buen gesto con algún familiar de su víctima? Por supuesto, Raúl. ¿Acaso no te acuerdas de Hermann Hesse? Hay muchos seres en un ser. Por arcanas razones, a ratos somos buenos y a ratos malos, pero no somos ni totalmente buenos ni totalmente malos. El sentido de la vida consiste en reducir nuestro lado malo y ampliar cada día nuestro lado bueno. Hasta los criminales más rudos de la historia han tenido gestos humanos en algún momento. Y hasta los más santos, han tenido una mala acción. Recuerda cómo expulsó Jesús a los mercaderes del Templo. 

¿Puede un feminicida tener un buen gesto con algún familiar de su víctima? Sí, Raúl. Por ejemplo, el pedófilo seduce a su víctima y a los familiares de ella. ¿No leíste esa historia del poderoso que regalaba celulares y ropa cara a sus víctimas y hasta dinero a los familiares de ésta? Después del abuso, el pedófilo retiene a su víctima entre premios y amenazas. No estaría mal que eches una mirada a un texto de algún criminólogo. Los bolivianos tuvimos a uno genial: Huáscar Cajías Kauffman. 

Me gusta esta frase: “Mujeres Creando ha pintado (…) como un hombre violento, que abusaba de su pareja tanto psicológica como laboralmente. Las investigaciones de la justicia deberían comprobar si ello es cierto o no”. Exacto, Raúl, aquí diste en el clavo después de tantos martillazos al aire. Es esa parte que tienen que investigar, ahí se definirá si fue feminicidio o no. En estos casos, no sólo se debe investigar el día del crimen, sino cómo se llegó a ese día. Reitero: el feminicidio es el último acto de la violencia sistemática contra una mujer que vive en un contexto patriarcal y machista. 

Raúl, dejemos que los fiscales y jueces hagan su trabajo. Que apliquen la ley, pero sin olvidar que la justicia consiste en comprender el hecho en el derecho y el derecho en el contexto social, económico y político. Por ello, siempre exijo que al ladrón por ambición (corrupto) le den una celda cómoda como para quedarse 30 años por haberse robado nuestro futuro; en cambio, al ladrón por necesidad, que robó para llevar la comida del día a su familia, que le den trabajo. 

Finalmente, estimado Raúl, como persona respetuosa de las normas constitucionales, yo presumo la inocencia de la persona a quien defiendes, reitero, presumo.

Y… estoy de acuerdo con Sabina: “Y morirme contigo si te matas y matarme contigo si te mueres porque el amor cuando no muere mata porque amores que matan nunca mueren”. Sólo agrego algo sin el permiso de Sabina: el amor que mata nunca muere, pero va a la cárcel.

Tu amigo, Andrés Gómez Vela

Artículos relacionados

Opinión 7315846894779773198

Publicar un comentario

18 comentarios

Bea dijo...

Mejor, imposible...

Franklin Landivar Higashy dijo...

Qué buena respuesta a Peñaranda,,yo añadiría añlgo mas,,,Cómo desde una columna quiere ser Juez ante la opinión pública(sus lectores),,creo,,creo!,,notar que alguien le pidió que escriba de esa manera,,pena por Raúl que se esté parcializando desde su columna.

José Luis dijo...

A mi no me cuadra que se descuadren por un cuadro que cada pintor lo pinta diferente.nAmbos tienen la razon em que esta equivocado el otro.

Anónimo dijo...

Esta respuesta al artìculo de R. Peñaranda deja mucho que desear. Es muy difìcil que su autor (el de la rèplica) pueda fàcilmente darse cuenta del ginecocentrismo de sus argumentos.

<<“Generalmente la víctima es la que intenta huir y el feminicida la persigue, no al revés”, dices. Justamente por ahí comienza el feminicidio, Raúl, por la dependencia psicológica. No escuchaste la frase popular, “mientras más le piso, más se apega como chicle”. >>

No comprendo qué clase de argumento es ese. Hay que remitirse a los hechos, y en ese sentido, Raùl Peñaranda parece (si la secuencia que él narra es la correcta) ceñirse màs a los hecho que Andrés Gómez. Me refiero a los testimonios, el hecho de que Andrea fuese detrás de Kushner, etc. Lo terrible es que como se está manejando el tipo penal de feminicidio, se puede dar lugar a interpretaciones sumamente subjetivas. Si ella realizó la última persecución (fìsicamente hablando) hacia el carro de èl, entonces, desde la perspectiva de Andrès Gómez habrìa que pensar que el señor Kushner la atrajo hacia èl (perversamente) para darle muerte. Hay algo que no cuadra en esa interpretaciòn.

<>

Otra vez entramos en subjetividades que no vienen al caso. Hay cuando menos algunas razones para pensar que, al parecer, una de las locuras que Andrea hizo por amor fue, precisamente, acosar a Kushner.

No quiero defendera Kushner, pero en ninguno de los relatos que he podido ver queda claro cómo es que Kushner acosa o persigue a su víctima hasta matarla. Puede ser que Kushner haya tenido un poder hipnótico extraordinario, tan perverso, que logró que su víctima buscase por ella misma su propia muerte.

Creo que quienes hablan de un sistema patriarcal y machista tienen, irónicamente, una visión sumamente sexista. Asumen que las mujeres son incapaces de defenderse, particularmente de cierto tipo de hombres. Por tanto la sociedad debe violentar (vìa leyes) la igualdad ante la ley y la presunción de inocencia (del varón) y proteger a estas pobres mujeres que actúan llevadas por sus emociones y que no pueden responder por sus actos desde una posición de mayoría de edad.

Si hubiésemos tenido un caso más claro de acoso de un varón hacia una mujer que termina con el deceso de ella, creo que el tipo feminicidio sería bastante más defendible. Acá, él quería terminar una relación, por tanto es más probable que él fuera el acosado. Feminicidio no cuadra en esta situacion. En todo caso, la justicia dirá, pero la presión social en este tema ha sido demasiado sesgada a fin de lynchar de antemano a un sospechoso que a lo mejor sea también una víctima de las circunstancias, de su obrar irresponsable, bajo influjo del alcohol, pero no necesariamente el criminal malévolo que se quiere pintar.

No creo que Raúl Peñaranda haya fungido de juez. Simplemente trató de balancear las cosas. Mucha gente ya condenó a Kushner fuera de los tribunales, y con evidencias poco claras. Hacía falta alguien lo defendiera, también fuera de los tribunales, para corregir la injusticia de una condena mediática.

QUESTIONAR

Anónimo dijo...

<>

Otra vez entramos en subjetividades que no vienen al caso. Hay cuando menos algunas razones para pensar que, al parecer, una de las locuras que Andrea hizo por amor fue, precisamente, acosar a Kushner.

QUESTIONAR

Anónimo dijo...

"Y hablando de amor, criticas a una persona enamorada algunas acciones como queriendo decir ella buscó la muerte. ¿Nunca hiciste locuras por amor, Raúl? Yo sí."

QUESTIONAR

Anónimo dijo...

Hay uná diferencia enorme entre homicidio y asesinato, el primero es culposo es decir irresponsable, no premeditado, y sin quererlo y el segundo es doloso, es decir premeditado, planificado,  consciente de cometerlo..... Las sanciones son diferentes..... sin embargo las ideologías, la lucha por los derechos, ha creado nuevas formas de delito y otra forma de sanciones, en las normas antiguas se castigaba el adulterio de la mujer con la muerte, existían tipificaciones como el uxoricidio como un derecho a matar a la esposa por adúltera y no tener castigo, el conyugicidio el soló hecho de matar a la esposa, que el sólo matar a la pareja se convertía en especie de parricidio con la mayor de las sanciones. Asi mismo es el feminicidio, sin existen los elementos del delito, no importan las circunstancias..... Eso dice la ley...... Después de estas tipificaciones y en defensa de la debilidad de la mujer, nace el feminicidio como un delito gravísimo con la mayor pena o sanción, en nuestro pais 30 años sin derecho a indulto .... Justo o no justo es ley y toda ley se debe cumplir.... Era justo que maten a pedradas en la plaza pública a la mujer adúltera? Es justo que el hombre sea adultero y la sociedad lo premie por macho?.... El castigo o pena esta en función al daño causado..... Si causa mucho dolor ... Cuanto vale la vida de un perro que es como un hijo en muchas familias? Cuanto vale la vida de una mujer adultera? Cuanto vale la vida de una mujer que es madre responsable? Cuanto vale la libertad de un homicida? Cuanto vale la libertad de un asesino? ..... No importa nada de eso.... Lo único que importa es cumplir la ley..... En el caso Kusner, no importa nada, sólo que mató a su ex pareja y dependiente laboral,  no importa si fue con culpa o con dolo..... La mató y punto.... Importa que tenga dinero?.... Importa que pertenezca a una sociedad de elite? .... Tal vez...... El dinero y las influencias compran conciencias.... Otro sería el caso si Juan pueblo sin darse cuenta empujara al salir de una fiesta a su cónyuge y está por estar ebria caiga y muera...... Como este no tiene dinero es un feminicida..... Quien tenga oídos que escuche....

Anónimo dijo...

Raúl Peñaranda fue contratado por la familia Kushner Dávalos para su defensa mediática pues además de ser amigo personal controla la agencia de noticias ANF y Página 7.

Esta familia también contrató a una empresa chilena para manejar el caso en las redes sociales de internet. De ahí se explica el bombardeo de "publicaciones sugeridas" (es decir pagadas) que aparecen en Facebook y el uso de perfiles falsos em foros como La Pública para manipular la opinión pública.

Desde el inicio del caso, es decir hace un año, Peñaranda que se dice periodista imparcial ha torcido su pluma a favor de Kushner, no sólo a través de sus columnas, si no también de los editoriales de ambos medios y del contenido noticioso, algo que tiene molestas a algunos periodistas pues se trata de un evidente caso de manipulación mediática.

Kushner planea ejercer presión a la justicia desde las redes y desde los medios comprados para mostrar a un feminicida como un angelito. Saben muy bien que con dinero pueden hacerlo.

Anónimo dijo...

30 años de carcel para ese judio asqueroso

Anónimo dijo...

Una muchacha fallecida, un vehiculo y el conductor bajo el influjo del alcohol, una relación amorosa entre ambos... la pregunta es ¿fue sin querer queriendo?, minimamente se debe presumir un homicidio... fin.

Luis Trino Lopera dijo...

Apoyo plenamente a Raúl. Los hechos son hechos, si vamos por la vía de la subjetividad, la justicia se desvirtúa y cada quien y cada cuál tendrá razón dependiendo desde qué óptica lo vea y/o explique.

Me recuerda la historia de la mujer que cruza un puente para ir donde su amante, que tenía pq su esposo ya no la trataba "bien", y al regresar es asesinada por un loco. ¿Quién tiene la culpa de su muerte? Según Andres, el esposo por maltratarla.

Hay que ser objetivos y no querer echar la culpa al hombre porque la mujer es dependiente emocional y/o económica. Ese día, ya se estableció, ella corrió hacia el auto cerrado y a punto de partir. Ese día, ella decidió aferrarse al motorizado sin importar las consecuencias. Ese día ocurrió un homicidio (muerte sin intención), pq el sujeto al querer escapar accionó la movilidad sin pensar que la persecutora no fijaría límites a su afán, como cualquier persona lo haría (quitarse del camino de un auto y preferir salvaguardar su integridad física ante un peligro inminente).

Anónimo dijo...

En este caso los hechos son claros que Andrea y William ya no eran pareja y a pesar de que William no queria ya saber nada Andrea estaba encaprichada con el. LAs feministas no le instruyeron a Andrea a tener un poco de orgullo y dignidad y cuando algo se acaba se acaba y punto?. Siento mucho por Andrea porque si era una madre llena de vida, pero lastimosamente hay que reconocer que no supo elegir y fue victim de sus propios caprichos. William estaba ebrio al volante y lo maximo que puede ser culpable en este caso de accidente de transito. Eso esta mas que claro.

Elvia Kellert dijo...

IMPOSIBILIDAD DE SER CULPABLE DE TU PROPIA MUERTE - UN ARGUMENTO TRILLADO
Andrés Gómez Vela a mi tampoco me cuadra que no te cuadre lo que no le cuadra a Raúl Peñaranda!.
Para explicarte este nuestro descuadre aludo a tu propio ejemplo, con el que explicaste que -por un loco amor- tuviste la osadía de trepar a una pared de más de tres metros de altura para ver a una amada que no quería verte. Alguno, más que loco, te llamaría gil. Sin embargo, ese no es el tema en cuestión.
Te pregunto, mi muy estimado, ¿Qué hubiese sucedido si, en lugar de bajar con el corazón roto, te hubieses sacado la cresta y los tuyos hubiesen tenido que llorar tu triste partida?. ¿Sería la amada -pero antipática- una asesina?, ¿Sería culpable de tu gil-locura?, ¿Deberìa ser acusada por los colectivos de Hombres Defensores del Maltrato Masculino de delincuente y pulverizar su vida?.
Nadie puede dudar que fuiste irresponsable con tu propia vida!, como eventualmente todos podemos llegar a ser en algún momento de nuestra vida. Esa irresponsabilidad es únicamente atribuible a tu locura, aunque el grupo de varones ofendidos zapateen en sentido contrario.
Ahh, me olvidaba, te hará sentir mejor ver la desagradable serie "mil maneras de morir", la que nos muestra cuán giles podemos ser los humanos al exponer nuestras vidas; entre bochornos nos muestra la cantidad de veces y situaciones a la que exponemos nuestra vida.

Orlando Tudela dijo...

Si este caso se hubiera manejado bien desde el ámbito experto de la criminología, no estaríamos opinando ni especulando como si hubiéramos sido testigos de lo que pasó. Esta deficiencia da lugar a que ese monstruo llamado opinión pública juzgue en vez de las instancias pertinentes. Y cada parte involucrada busca ganar adeptos a su causa, no tanto por la vía legal, sino tratando de despertar simpatías o antipatías por los antecedentes o la personalidad o las presuntas virtudes tanto de la víctima como del supuesto victimario. Y por lo que sabemos es justamente en este punto que ambos flaquean. Y es que por cada espíritu libre o rebelde, como aparentemente tendían a ser los dos involucrados, debe haber alguien que sea responsable, que deba velar en directo por la seguridad, la comida, el sueño de los hijos dejados en casa mientras sus padres dan rienda suelta a sus inclinaciones emocionales a altas horas de la noche.

Anónimo dijo...

RAÚL VENDIÓ SU BOLÍGRAFO AL MEJOR POSTOR...

Anónimo dijo...

Como es posible, darse el lujo, de decir "feminicida sistemático"???? Que mentes se ponen a pensar en calificaciones tan exclusivas. Este tipo artículos, son un atropello a los que vivimos de nosotros, además de jugar con la indignación ajena.

Carlos C dijo...

No cuadra que una feminista por lanzarse a una guerra mediatica contra el supuesto asesino de su hija, quede como la madre incapaz que no supo inculcar en su hija el sentido de protección ante la violencia. O su hija qepd idealizaba el amor romantico? Queda en evidencia que Helen Alvare tiene la culpa en parte.

Anónimo dijo...

Dices que la sociedad es patriarcal y machista pero Andrea Aramayo vivía en un contexto feminista radical como son mujeres creando, por tanto tenia todos los medios para defenderse y hacer una denuncia por violencia. En otro tema, en esta suciedad una mujer puede cometer el peor delito y para justificarse dice que estaba enamorada y se la libera de toda culpa, el hecho de estar enamorada no es una justificación valida.

#memesBO

A partir de la.fecha, www.rimaypampa.com elegirá el memé en función de su composición entre imagen y texto y de su acción comunicativa.

Hot in week

Recent

Comments

  • Side Ads

    item